Resumen

  • Dos penales sentenciaron el final de la aventura copera del Hamburger SV.
  • FC Bayern München se sintió señorial en su triunfo contra el Schalke.
  • Borussia Mönchengladbach y Los Bávaros se suman a Eintracht Frankfurt como semifinalistas de la Copa Alemana.

La jornada de entresemana fue de Copa Alemana, y ésta disputaba dos partidos adicionales a los de ayer, en los que Borussia Mönchengladbach y el FC Bayern München se impusieron como semifinalistas.

El renacer de Los Potros parece ser una realidad confirmada. Desde que Dieter Hecking tomó el mando del Gladbach, el equipo se ha vuelto a posicionar como uno de los más interesantes de Alemania. Su victoria de 1-2 en el Volksparkstadion acentúa lo que ha sido un 2017 excepcional de momentos. Semifinalistas de la Copa Alemana, autores de una magistral eliminación de la Fiorentina en la Europa League, y apuntando a puestos europeos en la Bundesliga.

Por su parte, el Hamburger SV sigue sacudiéndose la dolorosa derrota de 8-0 propinada por el FC Bayern München la pasada Fecha 22. A pesar de mostrarse al mando del encuentro en varias ocasiones, los dirigidos por Markus Gisdol regalaron dos penales para la visita, habilitando así los goles de Lars Stindl y Raffael. Ahora fuera de la Copa Alemana, Hamburgo tendrá el foco en su dura batalla por la permanencia en la primera división.

Goleada bávara express

El FC Bayern München no quiso darle tiempo a las formalidades, y empezó a todo dar el partido contra el FC Schalke 04. El resultado: un gol al tercer minuto del encuentro, cortesía de Robert Lewandowski. El polaco volvería a anotar al minuto 29, no sin antes celebrar el segundo gol del partido anotado por el español Thiago Alcántara. Bayern acumula 11 goles en dos partidos, disputados con apenas cuatro días de diferencia. Salvo una improbable mala Fecha 23, los de Carlo Ancelotti llegarán a toda máquina para sentenciar su serie de Champions League contra el Arsenal en Londres.

Los Mineros se tendrán que reagrupar tras dos duros partidos en la pasada semana. A pesar de esta derrota, Schalke tiene todavía el frente europeo abierto por partida doble. Por un lado, sigue vivo en los octavos de final de la Europa League, mientras que por el otro, está cada vez más cerca de los puestos europeos.