Resumen

  • Claudio Pizarro visitó uno de los centros de Aldeas Infantiles SOS.
  • El peruano del SV Werder Bremen apoya el proyecto como agradecimiento por la infancia que él recibió.
  • El Bombardero de los Andes despertó la alegría de los niños, con quienes jugó después al fútbol.

El delantero del SV Werder Bremen ya ha demostrado su corazón de oro en más de una ocasión. Esta vez visitó uno de los centros sociales de Aldeas Infantiles SOS Perú, para alegría de los niños que allí se encontraban.

El peruano no podía irse de vacaciones sin antes hacer una parada por el Centro Social Huáscar del proyecto Aldeas Infantiles SOS Perú, al que Pizarro donó. “Yo tuve una infancia feliz, mis padres siempre me apoyaron”, dijo durante su visita. “Ahora quiero devolver esa suerte que yo tuve”.

>>Descubra aquí la historia secreta del fichaje de Pizarro<<

Sin duda, el peruano es todo un ídolo para todos, a su llegada todos los niños salieron a recibirle. “Cuando Pizarro salió del coche, nadie pudo aguantar más”, contó una miembro del proyecto SOS. “Él se dejó avasallar a preguntas y después jugó con los niños al fútbol”.

>>Estos son los cinco mejores momentos del peruano. ¡No se lo pierda!<<

El delantero peruano expresó su deseo de ayudar a la gente de Aldeas Infantiles porque contribuyen en la formación de niños de muchos países. “Con mi aportación quiero ayudar sobre todo a los niños peruanos, para que tengan la oportundidad de recibir una buena educación. Quién sabe, quizá hay algún futuro futbolista nacional por ahí”, confesó Pizarro.