Resumen

  • Andreas Möller, el caso más sonado
  • Una docena de jugadores cambiaron directamente de bando
  • El caso más reciente el del defensor brasileño Felipe Santana

Apenas 35 kilómetros separan a Dortmund de Gelsenkirchen. Una distancia sin duda corta en lo físico pero inmensa en lo emocional. Varios jugadores se atrevieron a recorrer ese polémico camino y disputar el Clásico del Ruhr con ambas camisetas. Les presentamos los 5 casos más recordados por ambas hinchadas.

Andreas Möller

Un total de ocho temporadas militó Andreas Möller en las filas del Borussia Dortmund, club con el que conquistó la liga, la copa alemana, la Champions League y una Intercontinental. Junto a Matthias Sammer se convirtió en el embajador no solo del Borussia, sino del fútbol alemán de los 90. A finales de esa década, el genial centrocampista decidió cruzar de bando y fichar por el eterno rival. Justificó su fichaje por el Schalke 04 como un reto para demostrar su carácter y valentía. Y lo cierto es que llevó al cuadro minero a  levantar en dos ocasiones la copa de Alemania (2001 y 2002).

Jens Lehman

La figura del arquero Jens Lehman siempre fue unida a la polémica y, defender la portería de los eternos enemigos del Ruhr, no podía faltar en su laureado currículum. Lehman llegó con 18 años al Schalke y durante 11 temporadas fue su portero titular. Para el recuerdo de los derbis quedará su gol en Dortmund el 19 de diciembre de 1997. Primer tanto de un portero en jugada en la historia de la Bundesliga y empate en el minuto 93 para los suyos (2-2). Con los mineros conquistaría ese año la Copa de la UEFA. Tras un breve paso de seis meses por el Milán, Lehman regresaró a la Bundesliga. Regresó al Ruhr. Pero para jugar en el Borussia Dortmund. Bajo las órdenes de Matthias Sammer alzó el título liguero y disputó la final de la Copa de la UEFA, ambos en la histórica temporada 2002/03. Ese verano se marchó al Arsenal inglés.

Möller ayudó al Schalke a levantar en dos ocasiones la copa de Alemania (2001 y 2002).

Christoph Metzelder

El defensa internacional alemán jugó en Dortmund del año 2000 al 2007. Junto a Lehman se proclamó campeón de liga en 2002. Tras tres temporadas jugando en el Madrid, Metzelder fichó por el Schalke en 2010. Pese a las numerosas lesiones, el central logró conquistar con el cuadro azul la copa alemana de 2011 y ganarse un sitio en el corazón de la afición del Veltnis Arena. No en vano aportó su granito de arena a la rivalidad del Ruhr afirmando que “la afición del Schalke anima más”.

Kevin Prince Boateng

El talentoso y polémico delantero de Ghana recaló en el Borussia Dortmund como cedido procedente del Tottenham Hotspur en la segunda vuelta de la temporada 2008/09. No logró asentarse en el once del equipo amarillo y a los seis meses se marchó al Portsmouth. En el club inglés tuvo mejor fortuna y el Milán no dudó en hacerse con sus servicios. Tras tres temporadas en Italia, Boateng regresó a la Bundesliga en 2013 como fichaje estrella del Schalke. En dos temporadas en Gelsekirchen anotó 19 goles en los 35 partidos disputados y nunca volvió a nombrar su etapa en el Borussia. Curiosamente disfruta ahora de una segunda juventud vestido de amarillo con la Unión Deportiva Las Palmas.

Felipe Santana

El central brasileño es el último jugador que ha militado en ambos clubes. Pese a llegar en 2008 al Borussia Dortmund con el cartel de “mejor central de Alemania”, no logró hacerse con la titularidad en las cinco temporadas que vistió la elástica amarilla. Aunque en ese periodo sumó dos ligas (2010, 2011) y una copa alemana (2012), decidió poner rumbo a Gelsenkirchen en 2013 en búsqueda de minutos. En dos temporadas en el Schalke, disputó un total de 32 partidos y tras una cesión en el Olympiakos griego, se marchó definitivamente al Krasnodar esta campaña.