Resumen

  • El periodo de Carnaval comienza cada año el 11 de noviembre hasta el Miércoles de Ceniza.
  • En el desfile del ‘Rosenmontag’ participan casi 140 carrozas y más de ocho mil personas.
  • Por las calles de la ciudad antigua se juntan 550 mil personas para celebrar el famoso desfile.

El Carnaval es una de las fiestas más importantes del año para muchas ciudades del oeste de Alemania y la Bundesliga no es ajena a este festival inmensamente popular. Este año lo vivimos en Maguncia, a orillas del inmenso Rin, el hogar de 1. FSV Mainz 05.

Si bien la creencia habitual del resto del mundo es que el alemán promedio es una persona formal y estructurada, los carnavales en Alemania son una muestra de que la cosa es bien diferente. Nacidos como fiestas paganas que se realizaban al final del otoño para espantar a los “demonios del frío”, se han transformado en una tradición que atrae a miles de turistas.

La Bundesliga se suma al espíritu carnavalero y, así como el año pasado estuvimos en el de Colonia, este año visitamos otro de las locas fiestas que se celebran junto al Rin: el Fastnacht de Mainz.

Vale aclarar que Fast deriva de Fasen, que significa “absurdo” o “salvaje” y Nacht es la “noche”. Referenciando a una noche loca, que tiene lugar el jueves previo al Miércoles de Ceniza, se denomina Fastnacht a toda la celebración de Carnaval, que va desde el jueves hasta el mencionado miércoles.

>>> REPORTAJE: Colonia, uno de los focos del Carnaval por excelencia

Una de las atracciones principales de la semana más loca del año es el famoso Rosenmontag o “lunes rosa”, en donde tiene lugar el gran desfile de Carnaval, por las calles más lindas de Maguncia, al igual que ocurre en Colonia o en Düsseldorf. Fueron 139 carrozas este año, con casi 9 mil participantes, las que pusieron el colorido para las más de 500 mil personas que estuvieron apostadas en la calle al grito de “Helau”, una especie de saludo en dialecto que sólo tiene sentido en Carnaval.

UNA TRADICION TRANSMITIDA POR GENERACIONES

Cada carroza pertenece a las llamadas “Sociedades de Carnaval”, que trabajan durante todo el año para juntar fondos y preparar un espectáculo rodante. No sólo hay que construir la carroza, disfrazarse y bailar. También se deben llevar 500 kilos de dulces a bordo para ir arrojando durante los 7,2 kilómetros de recorrido, que arranca puntualmente el lunes a las 11.11 de la mañana. Es que el Carnaval, conocido como la quinta estación del año, inicia el 11 de noviembre a las 11.11, o el “11/11 a las 11.11”, el número que representa a esta fiesta.

La sociedad que organiza el Carnaval cumplió en 2018 nada menos que 180 años. En este tiempo organizaron 116 fiestas como ésta, solo interrumpidas en los años de guerras y reconstrucción del país.

El “tren”, como le dicen los alemanes al desfile, llega a tener 9 kilómetros de largo, y sus carrozas expresan desde números musicales y sátiras políticas hasta la pasión por el fútbol, representada en el coche del 1. FSV Mainz 05, que no puede estar ausente.

Un espectáculo para no perderse, con una ciudad “tomada” por la gente del Carnaval, vistiendo los más locos disfraces, que van pasando de generación en generación en cada familia. Es el lunes previo al Miércoles de Ceniza y una excusa ideal para visitar Alemania, ver un partido de Bundesliga el fin de semana y seguir de fiesta, sin parar, hasta el miércoles.

Echamos la vista atrás, a 2016: Así se vivió en Colonia el inicio del Carnaval, el 11 del 11 a las 11:11 horas