Resumen

  • El delantero del FC Ingolstadt arenga al equipo bávaro para seguir luchando por la permanencia.
  • Anunció que los ocho partidos restantes serán definitivamente ocho finales.
  • El goleador paraguayo aseguró que su intención es permanecer en la Bundesliga.

El ariete guaraní asume las banderas del FC Ingolstadt 04 para intentar sortear con éxito los trascendentales partidos que restan de la temporada y mantener así la categoría. Cada duelo, aseguró Darío Lezcano, será una final para el club bávaro.

Con el característico ímpetu de la garra paraguaya, el centro delantero del FC Ingolstadt no da batalla por perdida. Y precisamente el triunfo en la pasada Fecha 26 como local frente al FSV Mainz 05 de Bojan y compañía fue una inyección de optimismo para enfrentar la recta final de la Bundesliga. “La idea era ganar sí o sí, aunque sabíamos que el Mainz venía con todo. Pero acá en casa somos fuertes, metimos todo y dejamos los tres puntos en casa”, señaló Lezcano a Bundesliga en Español posterior al partido de la pasada fecha.

De aquí en adelante el objetivo único y final para el cuadro bávaro es sumar a cómo dé lugar. Si son tres, perfecto. Pero si es uno, bienvenido será: “Va a ser difícil. Lo importante es no perder. Así que un punto también sirve para nosotros. Ahora si es posible los tres, mejor aún” especificó el delantero latino. Y precisamente en la Fecha 27, Lezcano y sus compañeros tienen un gran desafío, cuando mañana miércoles (20:00h CET) visiten nada menos que al FC Augsburg de su compatriota y también delantero, Raúl Bobadilla.

Lezcano en su faceta más física: recibir e intentar girar con pelota dominada. Aquí recibe la marca del español Marc Bartra. © imago

Duelo guaraní en las alturas

Un verdadero duelo de guapos que, a pesar de su profunda amistad, hará saltar chispas en el WWK Arena. Cada uno velará por sus colores y se dejarán la piel dentro del campo, ya que sus equipos -aunque guardan una diferencia- ocupan la zona baja de la tabla. “Raúl y el Augsburgo están siete puntos sobre nosotros. Así que no va a ser fácil el partido”, adelantó Lezcano el pasado fin de semana. Y es que la lucha por la permanencia es una realidad que el delantero guaraní, le preocupa, pero la enfrenta con aplomo: “El ambiente dentro del camarín siempre es el mismo. Sabemos que va a ser difícil. Por ello, tratamos de llevarnos bien para poder seguir adelante”, sentenció.

Para Darío Lezcano lo que viene a partir de mañana hasta la Fecha 34 es todo o nada. “Ahora todos los partidos son finales. Ahora viene Augsburgo y Darmstadt (Fecha 28). Esos dos partidos tenemos que ganarlos para seguir soñando en la Bundesliga”. Y es que sus dos próximos rivales son justamente equipos directos que luchan por la permanencia en la competición. Sumar de a tres será, entonces, la frase que retumbará de aquí al fin de semana en el camarín del FC Ingolstadt 04.

Darío Lezcano siempre es un dolor constante de cabeza para la zaga contraria. © gettyimages / Oliver Hardt

A pesar de que la actual situación no es idílica, el delantero paraguayo señaló que su trabajo es aportar, además de goles, con su reconocida potencia física como referente de área. “Tengo que aguantar todo, pero bueno… ese es mi trabajo y me gusta. Es para ayudar al equipo”. Desde ese espíritu de lucha, Lezcano no duda ante su futuro ligado a la Bundesliga: “Me gustaría quedarme en Alemania”, sentenció el ariete latino que mañana tiene el gran desafío de apuntalar a base de goles y potencia a su equipo para mantener la llama encendida de la permanencia.