Resumen

  • Todo listo para vibrar una nueva versión del Clásico del Ruhr: FC Schalke 04 y Borussia Dortmund.
  • Ambos cuadros apelan ciegamente a sus jóvenes promesas. Pero el duelo también estará en la banca: Weinzierl y Tuchel.
  • Se espera el debut oficial del español Coke Andújar y la temida galopada de Pierre-Emerick Aubameyang.

Mañana a las 15:30h CET se abre el telón del Veltins Arena para inaugurar una nueva versión del famoso Clásico del Ruhr, ocasión en la cual las jóvenes estrellas del FC Schalke 04 y del BVB prometen desparramar goles y buen fútbol.

El Clásico del Ruhr llega con un toque especial: jugadores jóvenes con un futuro de ensueño. Por ello, los ojos de los aficionados de todo el mundo estarán puestos especialmente en el talento jovial. Desde el cuadro de Thomas Tuchel el panorama es sin duda potente y tremendamente atractivo. Si miramos sólo las nuevas contrataciones, todas ellas giran entorno a los 20 años: Ousmane Dembélé (19); Emre Mor (18); el español Mikel Merino (20); Raphäel Guerreiro (23) o la más reciente contratación Aleksander Isak con tan solo 17 años.

Revise nuestro artículo especial “El equipo del futuro del BVB”

Y desde el FC Schalke 04 la cosa pinta parecida. Tres de los más recientes fichajes de Los Mineros no superan los 22 años: Abdul Rahman Baba (22); Breel Embolo; y Nabil Bentaleb (22) quien ha despegado como la espuma y se apunta ya con cinco goles y 4 asistencias. Un verdadero tubo de oxígeno para las minas de Gelsenkirchen. Pero a ello hay que sumarle los jóvenes talentos que nacieron o crecieron hace unos años en el Veltins Arena como Sead Kolasinac (23); Max Meyer (21) o Leon Goretzka (22) quienes ya se han ganado un puesto y la confianza de Markus Weinzierl.  

El goleador Pierre-Emerick Aubameyang y el joven talento minero Nabil Bentaleb animarán el Clásico del Ruhr. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Y es que la historia del Clásico del Ruhr sabe de promesas cumplidas, ya que desde la academia del Schalke se forjaron ilustres como el actual arquero del Bayern München Manuel Neuer, la mítica figura Jens Lehmann o el motor de la selección alemana, Mesut Özil. Todos ellos crecieron pegándole a la pelota a las orillas del río y más tarde en la ciudad deportiva del club. Allí se pulieron, aprendieron y triunfaron. El Dortmund por su parte donde pone el ojo, acierta. Dos temporadas atrás fichó a Julian Weigl (21) quien a la postre se transformaría en el reloj y aduana del equipo. Lo mismo ocurrió con su estrella goleadora, Pierre-Emerick Aubameyang quien no defraudó y desde un comienzo clavó, partido tras partido, la pelota al fondo de las mallas. Y lo de Christian Pulisic (18) simplemente está siendo magnífico ganándose incluso los elogios del propio Raúl González.

Esta es la flamante casa de Los Mineros

No habrá tregua dentro de la cancha y los arqueros deberán estar muy atentos a las arremetidas de los delanteros. © imago / Kolvenbach

Si miramos a los estrategas de ambos cuadros, nuevamente prevalece la juventud e innovación. Thomas Tuchel (43) y Markus Weinzierl (42) llegan al clásico con ciertos rasgos comunes tanto a la hora de parar a sus equipos como en la osada decisión de plantar escurridizos jugadores con hambre de gol y sed de triunfo. Y como broche de oro, ambas fanaticadas son puro corazón y fidelidad. Por eso, cada fin de semana, bufanda en mano, llegan los hinchas a las gradas para poner el aliento que sacude a los protagonistas del encuentro.    

Con estos antecedentes en la mano, no hay pero que valga para perderse el Clásico del Ruhr. Solo queda disfrutar de las promesas del balompié del Schalke 04 y del BVB y esperar el ansiado debut oficial del mediocampista español, Coke Andújar ¡A ponerse cómodo señores!  

¡Prepárese para la Goalmania!