Resumen

  • El atacante del FC Schalke 04 mantiene una curiosa relación con el número de su camiseta.
  • Cuando era juvenil se desplazaba en bus a los entrenamientos en la línea 36.
  • Debutó como profesional en el FC Basel 1893 vistiendo el mismo número.

Los dos goles de Breel Embolo ante el Borussia Mönchengladbach ayudaron al FC Schalke a sumar su primera victoria de la temporada. El delantero suizo ya marca y lo festeja con su particular número de la suerte.

Tuvieron que pasar cinco fechas hasta el primer gol de Breel Embolo en la Bundesliga. El atacante suizo FC Schalke 04 firmó un gran partido ante el Borussia Mönchengladbach y con un doblete se convirtió en uno de los jugadores más destacados de la Fecha 6. “Para un delantero siempre es fantástico marcar. Estoy muy feliz”, aseguró a Bundesliga en Español.

El triunfo liguero del Schalke se sumó al conquistado en la UEFA Europa League ante el RB Salzburg, dando un respiro a Los Mineros tras un delicado comienzo de temporada. Ahora parece que la suerte sonríe al Schalke y de eso sabe mucho Breel Embolo, cuyo dorsal tiene una particular historia detrás.

Aunque nació en Camerún, Breel Embolo creció en Suiza, donde empezó a jugar al fútbol con apenas nueve años. En sus comienzos, el hoy atacante del Schalke debía desplazarse todos los días en autobús para acudir a los entrenamientos. La línea era la número 36. “Eso me recuerda siempre de dónde vengo y todo lo que he tenido que pasar para llegar hasta aquí”, confesó el internacional suizo.

3+6 = 9

Asimismo, cuando debutó en el fútbol profesional en las filas del FC Basel 1893, Breel Embolo no dudó en elegir el mismo dorsal, el cual también viste hoy en el Schalke. Un número que le trajo buena suerte en Suiza y que ahora empieza a brillar con luz propia en la Bundesliga. “Además 3+6 son 9 y ese es el clásico número de los delanteros”, aclaró Breel Embolo, quien tiene claro que quiere seguir haciendo goles en Alemania.