El BVB ha caído eliminado en los octavos de final de la UEFA Europa League tras empatar a cero en Salzburgo. A Los Negriamarillos sólo le quedan ocho partidos por disputar para finalizar una temporada en la que su único objetivo ya es conseguir quedar entre los cuatro primeros de la Bundesliga.

Tras no poder hacer pie en la UEFA Champions League, el Borussia Dortmund no ha logrado revertir la situación en el viejo continente y también ha sido eliminado a primera de cambios en Europa League. El elenco de Peter Stöger, que ha resurgido de manera notable en la Bundesliga, no ha conseguido trasladar ese buen momento al plano europeo y no pudo remontar la eliminatoria ante el RB Salzburg.

Los Negriamarillos no pasaron del empate a cero en el partido de vuelta tras caer por 1-2 en el Signal Iduna Park. El sueño europeo se acabó en los octavos de final y ahora solo quedar centrar sus fuerzas en el tramo final de la Bundesliga para certificar su billete a la próxima edición de Champions League.

El Borussia Dortmund se quedó sin esperanzas de seguir en la carrera por conseguir la UEFA Europa League © imago / Beautiful Sports

¡Así fue el partido de vuelta del BVB!

La dura derrota recibida en Dortmund obligaba al conjunto que dirige Peter Stöger a ir a por la victoria ante el RB Salzburgo, con la necesidad de anotar al menos dos goles para optar a pasar a siguiente ronda en UEFA Europa League.

Los Negriamarillos saltaron al terreno de juego dibujando un claro 4-2-3-1, y con André Schürrle, Mario Götze, Marco Reus y Michy Batshuayi como hombres más adelantados. Escoltándoles, la dupla formada por Gonzalo Castro y Mahmoud Dahoud.

Los nervios se apoderaron del Borussia Dortmund desde el comienzo del encuentro. Inoperantes en ataque, imprecisos en el centro del campo y sobrepasados en defensa. Los austriacos lograron imprimir un ritmo alto en la medular, presionando en todo momento la zona de creación alemana. Cuando robaban, la velocidad de sus atacantes se convertían en un verdadero quebradero de cabeza para la zaga del BVB.  

La única llegada peligrosa por parte de Los Negriamarillos en la primera mitad fue una internada de Michy Batshuayi, que acabó con el delantero belga en el suelo solicitando penalti de André Ramalho. El colegiado no vio infracción en la jugada. La nota más positiva de la primera mitad era el resultado. Un 0-0 que mantenía vivo al BVB aunque el tiempo jugaba en contra de los de Peter Stöger.

 Vídeo: Mejor gol del mes - febrero: Marco Reus

Tras el descanso, Los Negriamarillos volvieron al terreno de juego sin Marco Reus ni Mario Götze. Peter Stöger sustituyó a dos de sus mejores hombres para dar entrada a los jóvenes Alexander Isak y Maximilian Philipp. Quizás, pensando en el próximo partido de Bundesliga ante el Hannover viendo que las opciones se reducían en Europa.

En la segunda mitad, el BVB se lanzó en busca del gol y el partido se abrió. Locales y visitantes convirtieron el partido en un correcalles, donde no existía el centro del campo y donde las ocasiones se sumaban en una y otra área. Las más claras por parte de Los Negriamarillos, en las botas del joven Isak. Soprendentemente, y a pesar de las oportunidades generadas, el encuentro acabó con el mismo resultado con el que empezó, y el BVB quedó apeado en los octavos de final de UEFA Europa League. Una nueva decepción.

Alineaciones:

RB Salzburgo: Walke; Lainer, Caleta-Car, Ramalho, Ulmer; Haidara (Yabo ‘82), Schlager (Wolf ‘79), Samassékou, V.Berisha; Hwang (Gulbrandsen ‘66), Dabbur  .

BVB: Bürki, Piszczek, Sokratis, Zagadou, Schmelzer, Castro (Guerreiro ‘62), Dahoud, Reus (Isak ‘46), Götze (Philipp ‘46), Schürrle, Batshuayi  

Imperdible: A Marco Reus no le preocupan las lesiones