Resumen

  • Durante las últimas temporadas, el arco del Bayern München ha destacado por los pocos goles encajados.
  • Con jugadores del máximo nivel internacional, la retaguardia Bávara no carece de potenciales héroes.
  • El español Javi Martínez se ha lucido en labores defensivas cuando más se le ha necesitado.

Ser campeón de la Bundesliga exige, entre otras cosas, saberse defender con y sin balón, bajo cualquier circunstancia. El Bayern München ha demostrado una y otra vez ser de los mejores equipos en el planeta en labores defensivas. Esta es la retaguardia que buscará neutralizar al PSG de Neymar.

Los años recientes han sido memorables en el FC Bayern München gracias a los logros obtenidos. Cinco Bundesligas consecutivas, una Champions League y tres Copas Alemanas en cinco años. Resultados para celebrar, pero nunca dejando atrás el esfuerzo defensivo. En ese quinteto de temporadas, Los Bávaros promedian apenas 0,57 goles encajados por partido. Sin dudas, parte fundamental de la exitosa receta.

Sólidos por el centro y por los aires

De los puntos más fuertes que tiene la plantilla del Bayern München, y vaya que eso es decir bastante, destaca el centro de su defensa. Dos campeones del mundo, como Jerome Boateng y Mats Hummels, deberían tener más que garantizadas sus plazas de titulares en la defensa bávara. Pero el nivel de exigencia es tal, que con frecuencia, uno e incluso ambos se ausentan de un once inicial.

EN EXCLUSIVA: James Rodríguez nos contó sobre su primera gran noche en Alemania

Su compañero, el español Javi Martínez, les pone suficiente presión como para hacerse con varias titularidades. Y ahora con la incorporación del joven pero brillante Niklas Süle, los minutos de juegos empezarán a repartirse más equitativamente.

Javi Martínez (izq.), y el resto de la defensa Bávara, sabe seguirle el rastro de cerca hasta a los rivales más veloces. © gettyimages / Martin Rose

Lo bueno es que se trata de un cuarteto de duros centrales, con la capacidad de encarar a quien quieran. Sus más bien imponentes físicos hacen del forcejeo con delanteros mucho menos agónica, ya que suelen llevar la ventaja El espigado porte de los cuatro le garantiza al Bayern titulares que saben defender con los pies y por los aires, cualidad vital si pretenden detener las embestidas del Paris Saint-Germain, quienes cuentan con jugadores como Neymar y Edinson Cavani.

Para leer: El difícil año lleno de lesiones de Manuel Neuer

Velocidad por las bandas

La los flancos de los centrales, Bayern tiene apostado un equipo de velocistas y dribladores de primer nivel. David Alaba, Juan Bernat, Rafinha, y mediocampistas que pueden estar a préstamo en la defensa, como Joshua Kimmich y Sebastian Rudy.

Estos jugadores le ofrecen a Los Bávaros mejor distribución de la pelota y un rápido cambio de ritmo que puede convertir cualquier amenaza parisina, en una oportunidad para uno de los contragolpes más letales que hay.

Joshua Kimmich, mucho más que el heredero de Philipp Lahm

Versatilidad y flexibilidad

Pero sin lugar a dudas, lo que más puede complicar a Neymar y compañía, es cómo los distintos jugadores de la defensa del Bayern München ofrecen mucho más de lo requerido para sus posiciones.

Estas son las claves tácticas del FC Bayern München

Con un juego que busca dominar en el mediocampo rival, no es raro ver a Hummels o Boateng dirigiendo el hilo de pases desde poco más atrás de la línea central. Cuando la pelota está recién recuperada, también tienen la calidad técnica como para alzar la mirada y buscar crear el juego desde cero, liberando al mediocampo para subir a posiciones más convenientes de miras al gol.

Así fue el estreno de James con el Bayern en la Champions League

Los laterales se suman a la creación de juego, muchas veces subiendo a ponerse a la misma altura de la línea del medio y apoyando en las labores de distribución del juego. El contar con jugadores como Kimmich, Rafinha y Alaba, que además de ser veloces, se entienden de maravilla con sus compañeros, facilita las transiciones y aligera la carga sobre todos. Esta velocidad resulta crucial también en la gestión defensiva, ya que les permite seguir de cerca al rápido tridente de Mbappe, Neymar y Cavani.

La retaguardia del Bayern München cuenta con suficientes razones para que el PSG se sienta bien lejos de casa cuando se enfrente a Los Bávaros. Cada puesto ocupado por un especialista en su disciplina, que además puede hacer bien cualquier otra tarea que se le pida. Defendiendo o atacando, la línea más cerca del arco propio no debería darle sino dolores de cabeza a los dirigidos por Unai Emery.

El objetivo: Bayern München espera conquistar nuevamente el elusivo Trébol