Resumen

  • Bajo la batuta del DT Jupp Heynckes las lesiones prácticamente han desaparecido.
  • El cuadro bávaro llega a las decisivas etapas finales de la temporada con la enfermería vacía.
  • Una situación opuesta a lo ocurrido en años anteriores con antiguos técnicos como Guardiola o Ancelotti.

El DT alemán Jupp Heynckes tiene la enfermería casi vacía en el FC Bayern Múnich, transformándose así en el equipo más fiable en la competición local y en la UEFA Champions League. La mano de Heynckes no sólo sabe de fútbol.

El FC Bayern Múnich gana, gusta y golea de la mano del DT Jupp Heynckes. Lo hace de lujo en la Bundesliga y cuando le toca demostrar su calidad en los campos de la UEFA Champions League, repite libreto. Heynckes ha demostrado su estilo de juego bajo la estrategia de las rotaciones, pero aquello lo acompaña con un excelente acondicionamiento físico ¿El resultado? Una enfermería casi vacía y jugadores sanos desde el punto de vista muscular, presto a saltar al campo.  

Jupp Heynckes, el rey de las rotaciones en el exitoso Bayern Múnich

Este excelente estándar físico de Los Bávaros, sin embargo, no tuvo la misma suerte en el pasado. Bajo las órdenes, por ejemplo, de Pep Guardiola, el Bayern tuvo momentos críticos, como a finales de enero de 2016, cuando tenía lesionados a figuras como Jeróme Boateng, Mario Götze, Franck Ribéry, Mehdi Benatia y Sven Ulrich. Y por si fuera poco, a comienzo de esa misma temporada el Bayern München sufrió diversas bajas de envergadura como Juan Bernat, Arjen Robben, Holger Badstuber, Sebastian Rode y Philipp Lahm. Es decir, a febrero de ese año, Los Bávaros de Guardiola contaban con 10 jugadores que, de una u otra forma, estuvieron apartados de las canchas.

El DT del Bayern no gusta arriesgar y sólo alinea en el once a los jugadores que están ciento por ciento preparados físicamente. © imago / Sven Simon

La mayoría de las lesiones en la era Guardiola tenían un denominador común: lesiones musculares. Y el problema también afectó a los recién llegados como fue el caso de Douglas Costa, quien estuvo casi dos meses fuera del campo. El problema trajo incluso la salida del respetado médico del Bayern, Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt, quien renunció ante las diferencias con el estratega catalán. Los números en este sentido eran reveladores: durante las tres temporadas de Guardiola todos los jugadores estuvieron, al menos una vez, de baja por lesión.      

¡No se puede perder nuestro Especial: El Bayern del futuro!

La llegada del técnico Carlo Ancelotti tampoco mejoró mucho las cosas, ya que los problemas físicos se hicieron recurrentes en figuras como Arjen Robben, Franck Ribéry, Jeróme Boateng y Manuel Neuer. Además, Lewandowski tuvo problemas físicos en etapas decisivas como en cuartos de la Champions League. El mismo delantero polaco señaló que bajo Heynckes los entrenamientos son intensos, pero no hay lesiones: "Si comparo nuestros entrenamientos con Heynckes con los de antes puedo destacar que hasta ahora son más intensos que antes".

Heynckes, tiene a sus pupilos sanos

El presente del Bayern no puede ser mejor bajo la tutela del DT alemán, ya que salvo la excepción de Manuel Neuer que arrastra una antigua lesión al pie, el resto de jugadores están a punto para enfrentar las decisivas etapas que se avecinan en la Bundesliga, Copa Alemana y Champions League. Tanto así, que a nivel de esta última competencia, el conjunto alemán lidera junto al Barcelona una enfermería casi vacía, en contraposición a equipos como el Manchester United, Juventus o el Real Madrid que cuentan ahora mismo con bajas sensibles.  

¡James Rodríguez no entrenará en los próximos días!

El estilo y la estrategia de Heynckes no sólo sabe de fútbol, sino también en cómo mantener a sus jugadores en forma. Y así lo explicó abiertamente hace unos días atrás: "El hecho de que todos estén ahora listos no sólo tiene que ver con la profesionalidad de los jugadores, sino también con el hecho de que los jugadores que están de baja no son puestos a jugar demasiado pronto, cuando aún no están al 100%". Si lo dice Heynckes, por algo será.