Resumen

  • La llegada de la eliminatoria de Champions League hace que Heynckes administre la presencia de sus jugadores.
  • El técnico alemán busca mantener activada a la totalidad de su extensa y excelsa plantilla.
  • En los tres partidos de la segunda vuelta Heynckes realizó diversos cambios en su once y logró tres victorias impecables.

El FC Bayern München se prepara para los exigentes meses de febrero y marzo donde destaca la eliminatoria de la Champions League ante el Besiktas. Heynckes administra sus recursos para llegar a las fechas claves de la temporada en perfectas condiciones.

¡Febrero está a la vuelta de la esquina! Cuartos de final Copa Alemana y en el horizonte la eliminatoria de octavos de final de la Champions League ante el Besiktas turco. Jupp Heynckes conoce los rigores del apretado calendario y mueve sus peones de la forma más eficiente. Se trata de involucrar a cuantos más jugadores mejor para el gran objetivo: ¡El asalto a un nuevo triplete!

La gran profundidad de plantilla del Bayern le da posibilidad al veterano técnico alemán de alterar las piezas del puzzle sin que el producto final se vea alterado. Heynckes quiere que sus hombres lleguen frescos y sanos a la fase de la temporada donde se deciden los títulos y por eso no toma riesgos innecesarios con jugadores tocados, o faltos de ritmo de competición. Con la llegada de Sandro Wagner, sustituto natural de Lewandowski, todos los puestos del equipo se hayan doblados. Además, para marzo se espera la vuelta de hombres claves como Manuel Neuer y Thiago Alcántara. Más recursos para el bueno de Heynckes.

James Rodríguez y Arturo Vidal, quienes ya han entrado en las rotaciones, son piezas claves en el centro del campo Heynckes. © gettyimages / CHRISTOF STACHE

Tres partidos, tres onces

En el arranque de la segunda vuelta en Leverkusen (1-3), Hummels y Lewandowski fueron baja por lesión, por lo que Heynckes aprovechó la ocasión para alinear a Müller como ariete, escoltado por Ribéry y Robben en las bandas. Kimmich, que había sufrido un proceso gripal, vio los 90 minutos desde el banco y Rafinha ocupó puesto en el lateral derecho. Martínez, Vidal y James, que anotó un golazo de libre directo, ocuparon el centro del campo.

En la Fecha 19 ante el Bremen (4-2), Kimmich volvió al lateral diestro y Bernat entró por el tocado Alaba en el izquierdo. Martínez y James repitieron en la medular, pero esta vez Vidal se quedó en el banco y Müller retrasó su posición en el regreso de Lewandowski al once. Ribéry y Robben volvieron a repetir en las alas.

En la Fecha 20 ante el Hoffenheim (5-2), Alaba recuperó su puesto en el lateral zurdo, mientras que a James, Ribéry y Müller se le dio descanso. Martínez, aquejado durante la semana por un virus gastrointestinal, fue relevado por Rudy en el eje del centro del campo, mientras que Tolisso hizo lo mismo por Müller. Vidal volvió al once y lo festejó marcando. En el ataque fue Coman el que sustituyó al mencionado Ribéry.

¡Así se preparó el Bayern para la segunda vuelta!

Resultado: Tres partidos, tres onces distintos, 19 jugadores utilizados, tres victorias solventes con doce goles a favor y cinco en contra. Salvo Sven Ulreich en el arco, tan solo Süle y Boateng repitieron en el once y disputaron al completo los tres encuentros disputados hasta la fecha. Robben también inició los tres, pero no completó ninguno. Heynckes lo tiene claro: Minutos para todos. La totalidad de la plantilla enchufada, sabiéndose importantes. Administración de minutos para no cargar las piernas ni caer en desafortunadas lesiones. Cualquiera puede entrar en el once, cualquiera puede entrar o salir durante cualquier momento del partido. El Bayern tiene un plan y Heynckes maneja el timón de la nave rumbo a otro soñado triplete.