Bastian Schweinsteiger, homenajeado por Rummenigge en el Allianz Arena - © gettyimages / Alexander Hassenstein
Bastian Schweinsteiger, homenajeado por Rummenigge en el Allianz Arena - © gettyimages / Alexander Hassenstein
Bundesliga

La admirable carrera de Bastian Schweinsteiger en la Bundesliga

El próximo 28 de agosto, Bastian Schweinsteiger, uno de los jugadores más emblemáticos del FC Bayern München, jugará su partido de despedida del fútbol profesional en el Allianz Arena. La estrella alemana de 33 años volverá al sitio en el que dio sus primero pasos, allí le dirá adiós al fútbol profesional. Será el broche de oro para una carrera fantástica, que incluye siete títulos de la Bundesliga, entre otros grandes trofeos.

El Bayern ya está listo para la champions y con hambre de triplete

Casi tres años después de su último partido en Múnich, Bastian Schweinsteiger regresará al Allianz Arena para cerrar una carrera formidable. El futbolista alemán se formó en la cantera de Los Bávaros y se convirtió en uno de los mejores jugadores de su generación y tuvo un papel protagónico en los éxitos del elenco muniqués. El próximo martes 28 de agosto será el día en que ‘Schweni’ regrese al sitio donde comenzó su espléndida trayectoria deportiva, para así cerrar un círculo perfecto.

“Me pone muy contento regresar al Allianz Arena”, anunció el jugador, quien se mostró ansioso por revivir la emocionante relación que estableció con los aficionados del FC Bayern, quien aún lo extrañan.

Los inicio de la leyenda

Un Schweinsteiger de solamente 13 años desembarcó en la cantera del Bayern Múnich lleno de ilusiones se abrió paso rápidamente con su talento a través de las categorías inferiores del club más laureado de Alemania. Siempre fue un jugador acostumbrado a jugar cerca de la banda derecha, como mediocampista y extremo, pero su carrera cambiaría rotundamente cuando quedó en el primer equipo a las órdenes de Louis van Gaal: el DT holandés lo convirtió en uno de los grandes mediocentros de la Bundesliga.


Schweinsteiger empezó ser cada vez mejor pasador y se transformó en un especialista en el arte de dirigir el juego. En la temporada 2002-2003, su primera en la élite, jugó 14 partidos y colaboró con la doblete de Liga y Copa del elenco bávaro. Su primer gol con el equipo llegaría a la campaña siguiente, cuando le marcó al VfL Wolfsburg en septiembre de 2003. Poco a poco, se convertiría en un pilar de las formaciones del Bayern Múnich, siempre pieza clave para técnicos como Ottmar Hitzfeld, Jürgen Klinsmann, Jupp Heynckes y Pep Guardiola.

- © gettyimages / Clive Rose

Una consolidación de la mano de Heynckes

En la temporada 2012-13, Schweinsteiger alcanzó el triplete con el FC Bayern de Heynckes. Jugó 45 partidos y aportó nueve goles en una campaña que quedó en la historia de Los Bávaros, que consiguieron la Bundesliga, la Copa de Alemania y la UEFA Champions League. Fue elegido jugador alemán del año 2013.

Se despediría finalmente del Bayern Múnich y de la Bundesliga en la temporada 2014-15. Su balance es formidable. Ha jugado con el elenco muniqués un total de 500 partidos –octavo en la lista de más presencias de la entidad– y ha anotado 68 goles. Schweinsteiger emigraría al Manchester United con un palmarés de siete títulos de la Bundesliga, siete Copas de Alemania, cuatro Supercopas locales, una UEFA Champions League, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes.

El Vidal más goleador de la mano de Heynckes

Ídolo de Die Mannschaft

En paralelo a sus triunfos en la Bundesliga, Schweinsteiger se convirtió también en una figura de la selección alemana. Debutó con la camiseta ‘7’ el 6 de junio del 2004 en un amistoso ante Hungría en (0-2). Participó de la Copa Confederaciones 2005 y del Mundial 2006, donde metió dos en el duelo que le dio el tercer lugar a su equipo.

Alcanzaría la gloria máxima en el Mundial 2014, cuando se proclamó campeón del mundo bajo la tutela de Joachim Löw. Su último partido lo jugó el 29 de julio de 2016 ante Finlandia. Fue el adiós a la selección tras 113 apariciones (23 goles). Aquella jornada fue muy emotiva, pero el próximo 28 de agosto en el Allianz Arena, Schweinsteiger probablemente tendrá la despedida que tanto ha soñado.