Resumen

  • El técnico italiano suma seis triunfos en igual número de partidos.
  • Su equipo cuenta con la mejor diferencia de goles desde 1995.
  • Sus números son mejores que los de su antecesor.

Cuando Carlo Ancelotti sucedió a Pep Guardiola al frente del FC Bayern München, parecía una misión difícil superarlo. El italiano, sin embargo, se las está arreglando para mejorar los registros históricos del club gracias a sus seis triunfos consecutivos.

El equipo de Ancelotti partió ganando la Supercopa de Alemania al Borussia Dortmund (0:2); luego al Carl Zeiss Jena en la Copa Alemana (0:5); en la Bundesliga al SV Werder Bremen (6:0), al FC Schalke 04 (0:2) y al FC Ingolstadt (3:1); además de haber goleado al FC Rostov ruso en la Champions League (5:0). Los números son implacables: 23 goles anotados y solo uno recibido.

Pese a todo, Ancelotti llama a la calma. “Tendremos que aprender a sufrir en algunos partidos”, insistió en su última rueda de prensa tras superar al Ingolstadt. “Quizás hemos tenido la cuota de suerte necesaria”, insistió. “Nos quedan muchos partidos por delante con jugadores nuevos, así que tenemos que estar preparados”.

El sendero de Rehhagel

Para encontrar un registro similar hay que remontarse a 1995. Entonces, Otto Rehhagel acababa de asumir en el banquillo bávaro y encadenó las mismas seis victorias consecutivas al frente del equipo.

Fueron triunfos en la Bundesliga contra SV Hamburger (3:2); Karlsruher SC (2:6); KFC Uerdingen (2:0); TSV 1860 München (0:2) y SC Freiburg (2:0), además del triunfo en la Copa Alemana contra el Stuttgarter Kickers (0:1).

Con 16 tantos a favor y 4 en contra, la diferencia de 12 tantos en su balance dejaba, hasta esta última jornada, al veterano adiestrador alemán como el de mejor arranque en la historia del FCB.

Mejor que Guardiola

Lo impresionante del registro de Ancelotti es que deja atrás, de lejos, el registro que tenía su antecesor. Pep Guardiola partió su andadura bávara perdiendo su primer duelo: la Supercopa del 2013 contra el Borussia Dortmund (4:2), precisamente el mismo rival con el cual debutó su sucesor en el banquillo.

El entrenador español tampoco pudo hilvanar tantos triunfos consecutivos en esa primera etapa: sumó tres triunfos en la Bundesliga -frente a Borussia Mönchengladbach (3:1), Eintracht Frankfurt (0:1) y FC Nürnberg (2:0)- y uno más en la Copa Alemana contra el SW Rehden (0:5), antes de volver a estrellarse en casa del SC Freiburg (1:1).

Incluso la diferencia de tantos entre los primeros seis duelos de Ancelotti contra los del técnico de Sant Pedor, es superior: del margen de 20 que tiene el actual DT, a los 8 que tenía Pep. Nada mal para comenzar.