Resumen

  • Arturo Vidal ganó todos sus duelos personales.
  • El chileno fue el jugador más participativo con el balón en el juego que el Bayern empató 1-1 contra el FC Schalke 04.
  • Vidal dijo sentirse muy bien en su regreso a la titularidad aunque aún no está al ciento por ciento.

Arturo Vidal regresó de gran forma a la titularidad con el FC Bayern München después de sus molestias físicas (costillas) y su retorno tuvo un sabor agridulce, pues a pesar de su gran desempeño individual, el club no pudo pasar del empate a uno contra el FC Schalke 04.

El chileno jugó un partido muy completo y se destacó durante los 90 minutos con un sacrificio enorme y recuperando balones que finalmente, en la mayoría de los casos, sus compañeros no supieron sacar provecho.

El mediocampista asistió con un gran pase al polaco Robert Lewandowski para la apertura del marcador a los ocho minutos de juego y dio un concierto de recuperaciones y toques a sus compañeros con 45 pases de balón y como es ya habitual en el sudamericano, cortó el juego del rival con constantes robos de balones, especialmente en el cuerpo a cuerpo donde ningún jugador del S04 pudo ganarle el duelo y dándole rápida salida hacia el marco de Ralph Fährmann.

Arturo Vidal en lo personal tuvo un juego casi perfecto pero lastimosamente para su club, el visitante se llevó un punto del Allianz Arena y cortó una racha de triunfos del club bávaro como local. “Fue complicado el partido. He jugado muy bien. Han aprovechado las pocas oportunidades que han tenido”, comenzó diciendo Vidal.

En relación a su retorno, el chileno dijo sentirse muy bien y que en los juegos que vengan sentirse ya al ciento por ciento. “Nos faltó un poquito de suerte, estar más finos en los últimos metros en los últimos metros.  Hoy hemos fallado mucho pero y tenemos que mejorar si queremos lograr cosas importantes”, cerró siendo crítico el chileno.

Así fue el partido

Se adelantaron los locales por mediación de Robert Lewandwoski a los ocho minutos de juego tras un buen pase de Arturo Vidal. El chileno completó los 90 minutos a gran nivel, siendo uno de los más destacados en el cuerpo a cuerpo y en el protagonismo con el balón. Naldo, con un gran disparo de tiro libre, igualó antes del primer cuarto de hora y los de Markus Weinzierl incluso pudieron ponerse por delante en algunas acciones a la contra. En la segunda mitad, el buen planteamiento defensivo visitante dificultó cada uno de los ataques del conjunto muniqués y solo a la desesperada, en los minutos finales, inquietó las inmediaciones de la meta de Ralph Fährmann.

Más sobre el #FCBS04 en nuestro centro de partidos de la Bundesliga.