Resumen

  • Thomas Müller y Toni Kroos anotaron los goles para Alemania.
  • La Mannschaft no dio tregua a la defensa de la República Checa.
  • Manuel Neuer no sufrió mayores contratiempos en el arco.

Todo fue alegría en las gradas del Volksparkstadion de Hamburgo, donde Alemania goleó a la República Checa en su primer partido como local por las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018.

No hubo que esperar mucho para el primer gol de Alemania. Thomas Müller necesitó de 13 minutos desde el pitazo inicial para poner por delante en el marcador a una Mannschaft que se mostró superior a la República Checa a lo largo de los 90 minutos.

La presión ejercida desde el comienzo del partido sobre la defensa de la visita dio amplia posesión del balón a favor de los dirigidos por Joachim Löw, quienes fueron capaces de traducirlo en un gol que reflejó el buen entendimiento colectivo. Una jugada en combinación entre Mats Hummels, Mesut Özil, Mario Götze y finalmente el autor del gol, Thomas Müller.

Thomas Müller y Mario Götze brillaron en la punta de ataque del combinado alemán. © gettyimages / Alex Grimm

Por más que los checos intentaron salir de su mitad de campo en búsqueda del empate, la alta línea de presión ejercida por Alemania hizo imposible una transición desde la defensa al ataque. Con Mats Hummels y Jerome Boateng postrados sobre el medio campo, los germanos volvieron a mostrar la enorme capacidad de la selección cuando se trata de distribuir la pelota.

Una segunda mitad digna del campeón del mundo

El comienzo de la segunda mitad trajo consigo más acciones ofensivas de los locales, de las cuales salieron dos goles adicionales. Toni Kroos inició y definió con un gran disparo desde el borde del área que entró pegado al poste. A los 65 minutos, Thomas Müller cerró la goleada local con su segundo tanto de la noche tras un centro a ras del suelo del lateral Jonas Hector.

Benedikt Höwedes, Ilkay Gündogan y Julian Brandt fueron los recambios de Jonas Hector, Toni Kroos y Julian Draxler, respectivamente, quienes salieron del campo de juego arrancando aplausos de los asistentes.

Con este triunfo, Alemania logra su segunda victoria de dos posibles en el comienzo de la campaña mundialista. El próximo martes 11 de octubre en Hannover, los pupilos de Joachim Löw, quien superó a Helmut Schön como segundo seleccionador alemán con más encuentros dirigidos (140), recibirán a Irlanda del Norte en la tercera fecha del Grupo C.