Resumen

  • Alemania mejoró en defensa y fue contundente en el ataque.
  • Varios jugadores de Alemania exhibieron un gran nivel.
  • Die Mannschaft se medirá en la final de Maracaná a Brasil.

Alemanes y nigerianos demostraron un enorme deseo por alcanzar la ansiada final en Río de Janeiro. Al final se se impuso la efectividad de Alemania, selección que ahora irá por el oro.

Ambas selecciones salieron con todo en Sao Paulo a disputar el partido de la semifinal de los Juegos Olímpicos, que en los primeros minutos se disputó a un elevado ritmo. Prueba de ello fue la prontitud con que llegó la primera amarilla del encuentro, a los 3 minutos de juego, cuando Gnabry fue amonestado por una zancadilla sobre Ezekiel.

La selección alemana generó peligro principalmente por la banda derecha, donde Brandt se asoció con Bender y Meyer de forma repetida. Y fue precisamente por esta banda por donde llegó el primer gol.

Nigeria apretó tras recibir el gol y trató de generar más peligro en el área alemana, aunque sin demasiado acierto. En el minuto 30 los africanos dispusieron  de dos ocasiones claras y encadenadas.  

En la segunda parte el partido perdió continuidad, con un ritmo más entrecortado y en el que las faltas y el juego defensivo de Alemania le sirvieron para enfriar el empuje nigeriano, que no cristalizó en ocasiones verdaderamente claras.

Tanto Nigeria como Alemania movieron el banquillo cuando ya se pasaba la hora de juego y fue la entrada de Nils Petersen por Max Meyer, en el minuto 84, la que marcó la diferencia. Apenas cinco minutos más tarde, Selke hiló una buena jugada por la derecha y mandó el balón al segundo palo, donde Petersen remató y puso el 0:2 definitivo en el marcador.

Alemania se medirá a la selección de Brasil en la final de Río de Janeiro este sábado 20 de agosto (22:30 CEST).