Resumen

  • El volante chileno del FC Bayern München regresó a los terrenos de juego tras dos partidos ausente por lesión.
  • Su primer gol de la temporada abrió el camino del triunfo ante el Borussia Mönchengladbach.
  • El chileno también se refirió al curioso festejo de su compañero Douglas Costa.

Si bien las alarmas parecieron estar encendidas después del último partido con la selección de Chile, Arturo Vidal superó una lesión en el tobillo izquierdo y regresó a las canchas para ser uno de los protagonistas del triunfo del FC Bayern München sobre el Borussia Mönchengladbach.

"Estoy feliz por haber porque regresé, porque se marcó y se ganó en este partido", dijo el chileno en la zona mixta del Allianz Arena. "Igual me costó un poco al final del partido pero es normal. Llevaba muchos días sin jugar ni entrenar. Así que con el paso de los juegos me iré sintiendo mejor", agregó Vidal.

Atento al selfie de Costa

A pesar de jugar los 90 minutos ante el Borussia Mönchengladbach, el chileno se mostró cauto con la evolución de su lesión. "Solo puedo decir que estoy bien. Me siento bastante mejor y iré sintiéndome más a gusto con el paso de los días", comentó.

Por último, se refirió a la curiosa celebración de su compañero y amigo, Douglas Costa, tras marcar el 2-0 ante el Mönchengladbach y hacerse un selfie con sus amigos que estaba en la grada: "Estaba contento con su gol y quería festejarlo con sus amigos. ¿Yo? No descarto celebrarlo así. Aunque no marco tan seguido (risas)", concluyó el chileno.