Resumen

  • Juan Manuel Jurado hizo campeón al Schalke.
  • Argentino por argentino. Un cambio singular en 2010.
  • El “aquí estoy” de Arturo Vidal.

En la presente década han sido varios los jugadores latinoamericanos que han participado en la Supercopa. Bundesliga en Español tiene aquí una selección de sus momentos más especiales.

En el partido que otorga el primer título de la temporada, el codiciado trofeo de la Supercopa, se miden FC Bayern München y Borussia Dortmund, dos equipos que ya se han enfrentado en cuatro oportunidades en esta década que ha dejado recuerdos memorables para el fútbol de habla hispana.

Argentino por argentino

En 2010, transcurrida una hora, el juego entre FC Bayern München y FC Schalke 04 era intenso y equilibrado. El equipo que diera la más mínima ventaja, tendría todo a su favor. En el minuto 62 parecía que los bávaros se iban a debilitar pues Martín Demichelis daba muestras de no poder seguir más en el partido.

El argentino se lesionó el tobillo en un duelo por el balón, y durante nueve minutos estuvo cojeando en la cancha sin poder ayudar mucho a su equipo. Bayern no tenía más defensas centrales para sustituirlo y al final, el que ingresó por él fue su compatriota, el volante creativo José Sosa.

El cambio le hizo bien al Bayern, que revitalizó su ataque y entre el minuto 75 y el 81 anotó dos goles que le dieron la victoria y el trofeo de la Supercopa.

La Supercopa 2015 fue el primer partido oficial con el FC Bayern München que disputó al estrella chilena Arturo Vidal. © gettyimages / Dennis Grombkowski

El penalti decisivo 

José Manuel Jurado no fue parte del equipo inicial del FC Shalke 04 que disputó la Supercopa 2011 contra el Borussia Dortmund. Aún así, él español fue el encargado de darle el título a sus compañeros de club.

El volante ingresó en el segundo tiempo del partido para sustituir al juvenil alemán Julian Draxler. Jurado no consiguió marcar la diferencia en los 45 minutos en los que estuvo en la cancha, pero su atrevido cobro al ángulo superior derecho de la portería defendida por el arquero Roman Weidenfeller en la definición por penaltis significó la consecución del trofeo para Schalke.

Presencia que se siente

El primero de agosto de 2015 fue una fecha especial para el Arturo Vidal: primer partido oficial con el FC Bayern München, primera aparición en la Supercopa alemana. El chileno llevaba pocos días con el club bávaro e ingresó al campo para disputar el último cuarto de hora del encuentro.

Aún así, Vidal estaba decidido a dejar desde su primera aparición una huella en el Bayern. Su consigna era gritar “¡aquí estoy!”, y lo consiguió pidiendo ser el primero de su equipo en cobrar en la tanda de penaltis que definiría el título. Él anotó, la afición se percató de su presencia, pero el trofeo se lo quedó el VfL Wolfsburg.