El FC Schalke 04 logró una merecida y vital victoria por 4:0 ante un Borussia Mönchengladbach que desapareció tras el descanso. Los Azules Reales sellaron el triunfo con seis minutos de vértigo donde marcaron tres goles para sumar los primeros tres puntos de la temporada.

Tras sus compromisos europeos de mitad de semana, ambas escuadras saltaron al Veltins Arena con precauciones, más atentos a no encajar que a intentar crear peligro en la meta contraria. El resultado de ello fue una primera parte floja y con muy pocas oportunidades.

Tres goles en seis minutos

El Gladbach comenzó la segunda parte tal y como terminó la primera, con una ocasión clara. André Hahn se internó en el área tras un buen pase y su fuerte disparo fue desviado por Fährmann. Tras ello llegaron unos minutos de auténtico calvario para Los Potros.

Entre el minuto 52 y el 58, Los Reales Azules marcaron tres tantos ante la mirada atónita de André Schubert desde el banquillo.

Breel Embolo consiguió dos goles y fue la gran figura de la victoria del FC Schalke 04. © imago / Team 2

En el minuto 52, Choupo-Moting transformó un penal que había sido cometido contra él mismo. En el 55, Breel Embolo se estrenó en Bundesliga tras una excelsa jugada de Kolasinac por banda izquierda y Leon Goretzka cerró el chaparrón goleador en el 58 ante el delirio del Veltins Arena.

El de gracia

Los Potros quedaron noqueados y sus intentos de reaccionar no fueron recompensados. Los locales, en cambio, golpearon de nuevo en un fallo estrepitoso de Christensen que un atento y rápido Embolo aprovechó para hacer su doblete y sellar la primera victoria del Schalke en la Bundesliga esta temporada.

Los de Markus Weinzierl se van al parón internacional con una victoria merecida y más que necesaria tras un arranque de campaña fallido. Por su parte, André Schubert tendrá que aprovechar la pausa para analizar la cara tan negativa que muestra su equipo fuera del Borussia-Park, pues de visitante solo ha ganado uno de sus últimos 14 encuentros de Bundesliga.