Resumen

  • SC Freiburg quiere evitar dos derrotas consecutivas.
  • Eintracht Frankfurt apunta a seguir en los puestos más altos de la tabla, con una cuarta victoria.
  • La historia entre ambos conjuntos es de paridad.

El Eintracht Frankfurt viaja hasta lo más profundo de la Selva Negra, a casa del SC Freiburg, buscando no salir de la parte más privilegiada de la tabla. Los locales, por su parte, darán el todo por conseguir su tercer triunfo.

SC Freiburg se ha mostrado como un rival digno de pelea, a pesar del estigma de recién ascendido que le suele acompañar. Aún en partidos en los que no lograron ganar, como el partido en casa del Borussia Dortmund por la Fecha 5, dejaron claro que el descenso no es algo con lo que pretenden ocuparse.

Para ello, puntos ante rivales con objetivos similares, como el Eintracht Frankfurt, resultan vitales. Los dirigidos por Christian Streich han aplicado un estilo de juego que obliga al rival a cometer errores innecesarios, y luego explotarlos con una ofensiva que tiene, entre otros, a Nils Petersen, autor de 21 goles la temporada pasada, así como el jugador del SCF que más goles ha convertido contra el Eintracht Frankfurt.

A su vez, Eintracht Frankfurt juega a domicilio buscando la cuarta victoria en seis partidos, para así mantenerse a una distancia prudente de los puestos más altos de la tabla. Tras un comienzo a la temporada más que idóneo para Las Águilas, Marco Fabián y compañía pretenden volver a casa con una misión cumplida, en la que el mismo Fabián, podrá seguir siendo pieza vital en los planes de Frankfurt.

El azteca se convirtió en un jugador muy querido en el cuadro de Frankfurt. © imago / Schüler

Un reñido historial entre ambos equipos adorna el que de por sí promete ser un partido de alto vuelo. Hay que remontarse hasta la temporada 2009/10 para ver a uno de los dos conjuntos ganar ambos encuentros de la serie particular entre Freiburg y Frankfurt. La serie global favorece ligeramente a Las Águilas, con 11 victorias, tres empates y 10 derrotas.

Los de Streich y los de Kovac irán por tres puntos que ambas causas requieren para seguir en línea con sus objetivos. Será un choque entre dos equipos y técnicos que, con recursos limitados, han sabido armar rivales peligrosos.