La Fecha 7 de la Bundesliga complementa una temporada llena de primeras ocasiones, marcas históricas y como de costumbre, goles latinos. Repasemos lo más destacado de la séptima jornada.

1

Ousman Manneh se convierte en el primer jugador de Gambia en anotar un gol en la Bundesliga.

2

Apenas por segunda vez en la historia, Borussia Mönchengladbach falló dos penales en un mismo partido. La vez pasada ocurrió hace más de 32 años, en septiembre, 1984.

3

Marco Fabián anotó su tercer gol de la temporada. El mexicano lo hizo usando el pecho y dándole al Eintracht Frankfurt un importante empate contra el FC Bayern München.

4

El argentino Pablo de Blasis alcanzó su cuarto tanto de la temporada y nuevamente fue determinante en la actuación del 1. FSV Mainz 05, quienes ganaron su primer partido de la temporada como locales.

5

Por primera vez en la historia de la Bundesliga, cinco penales fueron fallados en una misma jornada.

7

Tras la Fecha 7 de la Bundesliga el recién ascendido RB Leipzig sigue invicto. El último en lograr esta hazaña fue el 1. FC Kaiserslautern en la temporada 1997/98. Un buen augurio para Los Toros es que Kaiserslautern se convirtió esa temporada en el primer ascendido en salir campeón de Alemania.

17

Kai Havertz se convirtió en el jugador más joven en la historia del Bayer 04 Leverkusen en jugar un partido de la Bundesliga. Lo hizo a los 17 años, cuatro meses y cuatro días de edad.

25

A pesar de conceder puntos como local por primera vez esta temporada, Borussia Dortmund rompió su récord de más partidos imbatidos en casa, al no perder 25 encuentros consecutivos.

45

Niko Kovac cumplió 45 años, y lo hizo dirigiendo al Eintracht Frankfurt contra el equipo para el cual jugó por muchos años, el FC Bayern München.

93

Tras 93 partidos sin un jugador expulsado, el Borussia Dortmund debió culminar su encuentro contra el Hertha Berlín con 10 futbolistas, tras la roja que recibió Emre Mor. Sokratis fue el último jugador del BVB en ser echado de un partido, el 7 de diciembre del 2013.

750

SV Werder Bremen ganó su partido número 750 en la Bundesliga, una marca que solamente había alcanzado el FC Bayern München.