Resumen

  • Cinco técnicos que empezaron como interinos hoy son fijos en sus banquillos.
  • Julian Nagelsmann fue nombrado técnico en octubre de 2015 pero se hizo cargo del equipo en febrero de 2016.
  • André Schubert y Pal Dardai cumplen su segunda temporada al frente de Borussia Mönchengladbach y Hertha Berlin, respectivamente.

La Bundesliga ha mostrado varios ejemplos de entrenadores que llegaron al cargo de forma temporal y acabaron asentándose como técnicos permanentes. Veamos algunos de estos casos.

Julian Nagelsmann

Uno de los técnicos de moda de la presente temporada. Empezó entrenando en las categorías inferiores del TSG 1899 Hoffenheim (equipos Sub16 y Sub19), hasta llegar al filial, el TSG 1899 Hoffenheim II, al que hizo campeón nacional de su categoría en 2014; y también a ser asistente del primer equipo en la temporada 2012/13.

El 28 de octubre de 2015 fue anunciado como nuevo entrenador del primer equipo del TSG 1899 Hoffenheim para la próxima temporada, relevando a Huub Stevens a partir de julio de 2016. Sin embargo, cuando este dimitió por problemas cardíacos el 11 de febrero de 2016, su ascenso se aceleró, ya que tuvo que hacerse cargo del equipo de Sinsheim al día siguiente, firmando un contrato hasta 2019. Se convertía así en el entrenador más joven de la historia de la Bundesliga, con sólo 28 años. Logró obtener la permanencia en la última jornada, tras sumar 23 puntos en 14 partidos.

Alexander Nouri

Empezó su carrera como entrenador en el VfB Oldenburg en la liga regional. En julio de 2014, Nouri se incorporó al SV Werder Bremen. Meses más tarde, en octubre, accedió al cargo de entrenador del Werder Bremen II. El 18 de septiembre de 2016, Nouri fue nombrado entrenador interino del Werder Bremen, tras el despido de Viktor Skripnik. Estuvo tres partidos a prueba, logrando una victoria, un empate y una derrota, y el 2 de octubre fue confirmado en su cargo hasta final de temporada.

En 2011, Ismael comenzó su trayectoria como entrenador dirigiendo al Hannover 96 II. © gettyimages / Michael Kienzler/Bongarts

Valérien Ismaël

En 2011 comenzó su trayectoria como entrenador dirigiendo al Hannover 96 II. En 2013 pasa a hacerse cargo del VfL Wolfsburg II, pero en junio del año siguiente es contratado como técnico del primer equipo del F. C. Nürmberg, al que entrena hasta noviembre.

En junio de 2015, vuelve al VfL Wolfsburg II, al que dirige hasta que, en octubre de 2016, es requerido para tomar el mando del primer equipo, sustituyendo a Dieter Hecking. Tras cuatro partidos a prueba, de los que ganó dos, y perdió otros dos, fue confirmado en sus funciones.

André Schubert y Pál Dárdai

Tras entrenar al SC Paderborn 07, FC St. Pauli y en las categorías inferiores de la selección alemana, André Schubert llegó al banquillo del filial del Borussia Mönchengladbach en junio de 2015. Sin embargo, en septiembre de 2015, tuvo que tomar las riendas del primer equipo del Borussia Mönchengladbach de forma provisional para sustituir al dimisionario Lucién Favre. Su arranque en el banquillo de Los Potros su espectacular, ganando sus seis primeros partidos consecutivos para sacar al equipo de los puestos de descenso. La buena racha continuó y el club se situó en la zona alta de la tabla, por lo que el club confirmó a Schubert como técnico hasta 2017. El pasado mes de septiembre, Schubert renovó su contrato con el club por dos años más.

Los buenos resultados de Dardai le sirvieron para ser ratificado en el banquillo húngaro. © gettyimages / Alex Grimm

Pál Dárdai comenzó su trayectoria como técnico en las categorías inferiores del Hertha Berlin en 2012. En septiembre de 2014, fue nombrado de forma interina como nuevo seleccionador de Hungría sin dejar de dirigir al filial del Hertha. Sus buenos resultados le sirvieron para ser ratificado en el banquillo húngaro. En febrero de 2015, se hizo cargo del primer equipo del Hertha Berlin, tras la destitución del entrenador Jos Luhukay. Dárdai encadenó una serie de buenos resultados y logró evitar el descenso. Tras lograr la permanencia, fue confirmado en su puesto por el club y dimitió como seleccionador de Hungría para concentrarse en su trabajo al frente del banquillo berlinés.