Vidal es una de las figuras de la mejor generación futbolística de Chile. - © © gettyimages / Mike Stahl
Vidal es una de las figuras de la mejor generación futbolística de Chile. - © © gettyimages / Mike Stahl

Arturo Vidal, motor de La Roja

La selección de Chile alzó su segundo título internacional, la Copa América Centenario, gracias a un buen trabajo en conjunto y a las actuaciones destacadas de sus referentes en la Bundesliga.

Bundesliga en Español estuvo observando con atención a Arturo Vidal, uno de los pilares de Chile en la Copa América Centenario. El volante del FC Bayern München aportó a la conquista de su selección con su característica intensidad y versatilidad táctica a lo largo del torneo.

Lamento boliviano

En el estreno frente a Argentina, Vidal jugó un rol más defensivo con ocho recuperaciones y seis faltas cometidas, una de las cuales le valió una tarjeta amarilla que luego condicionaría su participación en el torneo. A pesar de sus esfuerzos, el volante no pudo evitar la derrota 2:1 frente a la albiceleste.

En el siguiente partido, contra Bolivia, el Rey Arturo tuvo su revancha. Apenas arrancada la segunda etapa, el volante del Bayern recibió en el punto penal una letal habilitación de Mauricio Pinilla y definió de primera para adelantar a La Roja. Bolivia empató con un gran tiro libre de Jhasmani Campos en el minuto 61 y cuando todo apuntaba al empate a uno en los últimos minutos, Chile recibió un controversial penal. Vidal fue el encargado de ejecutarlo y convirtió con frialdad frente al arquero Lampe. Sus dos goles le valieron el premio al jugador del partido.

- © gettyimages

Paseo y suspensión

Frente a Panamá, Vidal tuvo otra fuerte presentación ofensiva con 5 remates al arco y una eficacia del 93% en pases completados, consolidándose nuevamente como un líder en la volante chilena. En octavos de final, el baño futbolístico que Chile le propinó a México tuvo fuerte influencia del volante del Bayern.

Además de ofrecer dos asistencias, Vidal lideró al equipo en recuperaciones con 12. A pesar de la relativa facilidad del encuentro una vez abierta la lata de goles, Vidal cometió una fuerte falta sobre Jesús Dueñas que le valió su segunda amarilla del torneo y perderse la semifinal contra Colombia. Sin el volante, La Roja superó al cuadro cafetero por 2:0 para avanzar a la final.

El dínamo de Santiago

En la final, Chile se concentró en detener al astro argentino Lio Messi. El rosarino fue un anzuelo para las faltas y el volante chileno Marcelo Díaz, normalmente con mayor responsabilidad creativa, vea la segunda amarilla en el minuto 28. Esto significó que Vidal y su compañero de línea, el hombre del Bayer 04 Leverkusen Charles Aránguiz, tendrían que trabajar el doble de duro.

- © gettyimages / Thearon W. Henderson

Mientras Aránguiz lideró al equipo en recuperaciones, con 13, el “rey” Arturo no se quedó atrás ganando el esférico de vuelta en 12 ocasiones. Además, Vidal tuvo una eficacia del 91% en pases con 80 completados y apenas ocho fallados. En la definición por penales, Vidal fue el primero en ejecutar pero su disparo a ras de piso fue adivinado por el arquero Sergio Romero.

Inmediatamente después, Lio Messi envió su penal a la tribuna y el resto ya es historia. Los compañeros de Vidal correspondieron el constante apoyo de su compañero a lo largo del torneo convirtiendo cada uno de sus penales y Chile se quedó con la Copa América Centenario.