Resumen

  • Su irrupción ha revolucionado el fútbol germano por su frescura, inteligencia, pasión y enorme exigencia.
  • Desde su debut en febrero de 2016, el preparador más joven de la Bundesliga no ha parado de cosechar éxitos.
  • Nagelsmann está dotado de un gen ganador y una enorme ambición que le hacen querer ser el mejor.

El brillante técnico del TSG 1899 Hoffenheim Julian Nagelsmann es el principal referente de los banquillos alemanes y su exitosa labor en el club del sur de Alemania le sitúan como heredero de los entrenadores germanos más sobresalientes como Joachim Löw, Thomas Tuchel o Jürgen Klopp.

La irrupción del joven preparador de 30 años ha revolucionado la Bundesliga por su frescura, sus modernos métodos, flexibilidad e ideas revolucionarias. Ante todo se trata de un técnico motivador, inteligente, exigente, imprevisible, apasionado y con gusto por asumir riesgos. “Para mí es el técnico más impresionante que he visto. No hay en Alemania nadie como él, ni tampoco en Europa“, indicaba su ayudante en Hoffenheim, Alfred Schreuder.

Nagelsmann huye de los automatismos y le quita peso a  la táctica. “Aquí, ante todo se trata de vencer” proclama el preparador, dotado de un gen ganador y de una enorme ambición personal que le hacen querer ser el mejor. Nagelsmann es, como Thomas Tuchel, un técnico al que le gusta experimentar. Tanto con defensa de tres o de cinco, el alemán toma riesgos: “A mí me da relativamente igual la formación del equipo. La táctica supone el 35% o como mucho el 40%. El resto es, ante todo, la gestión del equipo. Me inclino mucho más por el convencimiento y la intuición“, confesó el preparador germano.

Para leer: La Bundesliga se apunta a los tres defensas

Nagelsmann vive los partidos con pasión y plena motivación que contagia a sus jugadores.

Técnico de “principios”

Sus charlas individuales con los jugadores son ya famosas por la gran carga de motivación y emotividad que imprime. Es un técnico de principios y no tanto de sistemas. “Para mí es crucial el principio de los dos toques, control y pase”. El resultado es un juego atractivo, con pocos toques y pases a ras de hierba, acompañado de una presión asfixiante al rival. Unas pautas que el calculador cerebro del Hoffenheim cuida en sus entrenamientos, para lo que utiliza un dron que graba en vídeo las sesiones para su posterior análisis o incluso mediante una pantalla gigante en la que dar indicaciones en tiempo real.

Atrás queda el debut del entrenador más joven de la Bundesliga el 11 de febrero de 2016 al frente del 1899 Hoffenheim. Desde entonces, Nagelsmann no ha parado de cosechar éxitos con su equipo, al que llevó por primera vez en su historia a disputar competiciones europeas, tras terminar en cuarta posición de la Bundesliga la pasada campaña. Para el mecenas del Hoffenheim, Dietmar Hopp, Nagelsmann “no es simplemente un entrenador diferente y un joven especial, es sobre todo una persona sumamente inteligente“.

¡Así juegan las sorpresas de la Bundesliga!

Nagelsmann (31) es uno de los seis técnicos de la Bundesliga que no pasan de los 38 años. Juventud y preparación.

Exigente e imprevisible

Calificado por los futbolistas Kevin Vogt y Sebastian Rudy (ahora en el FC Bayern) como de un “líder agresivo”, su hambre y ambición parecen ilimitadas. Según reconoció con admiración el director deportivo del  Hoffenheim, Alexander Rosen, “su permanente descontento y exigencia” es lo que transmite a los jugadores. Además, el antiguo ayudante de Nagelsmann Achim Reutershahnder (ahora ayudante de Kovac en el Eintracht Frankfurt), destacó su asombro por el repertorio táctico del joven talento: “A Julian se le ocurren cosas con las que nadie puede contar”.